HAMBURGESA DE DISEÑO

Esta tapa es de exquisita elaboración y cuidada presentación. Se toma de un bocado abriendo totalmente las fauces y dejándola caer suavemente en la boca. Una vez dentro se comprime contra el paladar y hay que procurar que en ese momento no te hable nadie ni te ofrezcan tabaco. Esta tapa es peligrosa cuando hay padres con niños.Ofrecen a sus hijos la tapa y los demás nos quedamos sin nada por lo que hay que pedirle a Meli que cuando sirva ésta tapa triga un plato de "pienso de gallinas" para los niños