Queso manchego sobre rebanada de pan.

Queso manchego sobre rebanada de pan. Tapa fina y elegante. Trozo de queso triangular de un grosor de unos 3 mm cortado a la perfección. El triángulo es isósceles de una altura de unos 12 cm. y una base en torno a los 5 cm.Tapa ideal para clientes serios y meticulosos. Tapa que satisface plenamente pues te permite comerla poco a poco e intervenir simultáneamente en las conversaciones. Con habilidad se puede tener en la misma mano el queso y el cigarrillo y en la otra el botellín, con lo cual te aseguras de no quedarte sin tapa.